Logística elástica, evolucionando la cadena de suministro

 

La logística elástica significa 'hacer ajustes contra la demanda del mercado'. 

Es decir, escalar las operaciones

 y recursos de un almacén, con el objetivo de adaptarse a los picos de demanda; así como a aquellos momentos donde el volumen de trabajo es menor.

La logística elástica permite que la cadena de suministro funcione con la menor cantidad de desperdicio posible, encontrando soluciones a obstáculos como las cargas semi vacías, la acumulación de stock en almacén e incluso la batalla frente a los precios dinámicos.

Juega un papel fundamental en la optimización del transporte, lo cual ayuda entre muchas otras a reducir las emisiones nocivas garantizando un futuro más verde.

 

Ya sea en el transporte de carga o en la gestión de almacenes, la logística elástica está ganando impulso a medida que las personas descubren su potencial y lo utilizan para obtener beneficios como:

  • Predecir los volúmenes de demanda en periodos de tiempo más cortos.
  • Tener una cadena de suministro que satisfaga de manera rentable las fluctuaciones del mercado
  • Maximizar y llenar la capacidad del transporte.
  • Optimizar las rutas de transporte para realizar entregas más rápidas y eficientes.
  • Reducir el exceso de producción y existencias.
  • Disminuir los riesgos y la volatilidad de precios.
  • Mejorar el cumplimiento de pedidos sin defectos.
  • Y como consecuencia de las anteriores: enriquecer el servicio al cliente.

 

Algunas soluciones y tecnologías que vas a necesitar para tener una cadena de suministro flexible son:

Sistemas de Gestión de Transporte (Transportation Management Systems o TMS)

Tal vez no las consideres fundamentales, pero estas plataformas juegan un papel muy importante en la modernización del transporte: te permiten tomar decisiones basadas en datos.

Desde conocer la ubicación de tus unidades en tiempo real hasta automatizar la planeación de rutas, un TMS te permite comprender qué tipos de recursos y vehículos necesitas, aporvechando tu flota.

 

Camiones con sistemas de telemetría

Esta tecnología tiene cierta relación con los TMS. La ventaja de adquirir camiones que incluyen sistemas de telemetría es que puedes llevar el control de tus unidades de forma remota en tiempo real.

Por ejemplo, puedes identificar dónde se encuentran, si existen fallas que pudieran provocar un accidente, e incluso enviar datos a tu TMS para sacar conclusiones gracias a los datos que el sistema reciba por parte del vehículo.

 

Almacenes automatizados

La automatización te ofrece una ventaja competitiva frente a tu competencia.

Desde los robots de almacén hasta los sensores de contenedores y los dispositivos RFID, la automatización forma parte del almacén inteligente.

 

Big Data

Tener datos inexactos o incompletos puede inutilizar el análisis generado por tu sistema de Inteligencia Artificial. Esto impediría cumplir con el propósito de la logística elástica, así que debes contar con una gran cantidad de datos precisos, probados y confiables para que el modelo funcione con éxito.

Los datos que requieres tener con exactitud son: cifras históricas de ventas, los tiempos de preparación de pedidos, horarios y recorridos de los camiones y control de los pedidos en puntos de venta, entre otros.

 

Colaboradores capacitados

Por supuesto, nada de lo anterior sirve si no tienes colaboradores capacitados y dispuestos a evolucionar contigo, sin importar el rol que desempeñen en tu compañía.


Logística

Publicaciones relacionadas