7 Maneras para Reducir Costos en tu Flota

 

Tener una empresa eficiente y rentable es el objetivo principal de los administradores o dueños de flotillas. Y no pueden lograrlo si sus costos están “por las nubes”.

¿Pero cómo garantizar tu retorno de inversión y lograr que los gastos sean menores?

 

Planea las rutas estratégicamente

¿Te has preguntado qué sucedería si hicieras pequeños cambios en los planes de viaje? Por ejemplo, acortar las ventanas horarias de entrega o pedir a los conductores que comiencen 30 minutos antes.

Necesitas analizar tus rutas y conseguir un software que te ayude a establecer un modelo de optimización de rutas basándose en:

  • El peso y volumen de la carga a transportar.
  • Las características del vehículo, las cuales van desde el volumen y capacidad de carga hasta el tiempo y costo por kilómetro recorrido.
  • La cantidad de horas seguidas que puede manejar un operador, así como las pausas que necesita tomar y su comportamiento de conducción general.
  • La ruta más rápida, corta y segura para llegar al destino, por el número de kilómetros a recorrer y las condiciones del camino.

 

Renueva tu flotilla

El mantenimiento preventivo y la renovación de tus camiones podrían salir más baratos que el tiempo que se pierde por el mantenimiento correctivo de una unidad, y/o el impacto económico por entregas atrasadas.

Un camión nuevo o seminuevo es buena opción para prevenir desperfectos que retrasen tu operación y el gasto en refacciones. Además, los modelos más recientes emiten menos dióxido de carbono, lo cual se traduce también en ahorros de combustible.

 

>>Podría interesarte: Por qué analizar el costo total de propiedad de tus camiones.

 

Haz que tus operadores sigan mejores prácticas de conducción

De acuerdo con un estudio, el comportamiento de un conductor puede tener hasta 30% de impacto en la eficiencia del combustible.

  • La velocidad no debe ser prioridad, pues conducir más rápido consume más combustible.
  • Bajar las revoluciones del motor mientras aceleran.
  • Monitorear la presión de las llantas con frecuencia.
  • Reducir el uso del aire acondicionado.
  • Mantenimiento preventivo.

 

Utiliza tarjetas o vales de gasolina para controlar gastos

Las tarjetas o vales de gasolina reducen el riesgo de fraude y permiten controlar los gastos mientras te aseguras de que los operadores están consumiendo lo justo según las rutas de transporte establecidas.

 

Reduce el tiempo de inactividad

Este es uno de los mayores retos, pero puedes afrontarlo:

  • Estableciendo inspecciones y sesiones regulares de mantenimiento para detectar posibles problemas antes de que ocurran.
  • Instalando límites de velocidad en todos los vehículos para que no consuman más combustible del necesario.
  • Considerando la opción de establecer turnos diurnos y nocturnos para realizar más entregas en menor tiempo.

 

Sabemos que como dueño o administrador de una flotilla, te encuentras con retos diarios que influyen en la rentabilidad de tu empresa. Pero, como puedes ver, la tecnología y el mantenimiento preventivo son cruciales en cualquier táctica que decidas implementar en tu compañía.

 


TCO

Publicaciones relacionadas